Amantes

Seis playas nudistas en Cataluña para estrenar la primavera

Por John P. Considere la siguiente escena que podría tener lugar en un entorno nudista: Una mujer joven, hermosa, completamente desnuda se acerca al borde de una piscina. Cual Cisne realiza con gracia una inmersión en la cristalina agua, penetrando la superficie con apenas un chapoteo. El agua fluye libremente alrededor de las curvas de su piel desnuda mientras nada hacia el otro extremo. La chica vuelve a surgir en el lado poco profundo, donde se para y camina hasta el borde de la piscina. Piel de gallina cubre su cuerpo.

Como conocer 947064

EL ESPAÑOL

Bienes higiénicos El primer beneficio es el contacto integral con el Sol, cuya acción biológica se traduce en un mejor riego sanguíneo y un bulbo de nuestros capilares, así como todavía una mejora de la circulación arterial. Recordemos que los rayos solares estimulan el sistema inmunitario y el glandular, es decir, que vitalizan el asimilación celular optimizando la función de la tiroides. Beneficios mentales y emocionales La sudación que tiene lugar cuando realizamos los baños provoca la eliminación de sustancias tóxicas. Por otra parte, la acción del aire impactando sobre nuestra piel limpia de impurezas y ayuda a cicatrizar heridas y lesiones. La brisa marina, rica en yodo y efluvios de algas marinas, constituye un poderoso depurativo de los alvéolos pulmonares y produce una intensa oxigenación de la sangre, en especial si los vientos soplan de mar a gleba. El baño marino Como todo aire acuoso, a través de su alcance antigravitatorio debido al principio de Arquímedes, el agua de mar provoca una gran relajación en nuestra masa muscular, generando una sensación de euforia y liviandad cuando entramos en el licor y empezamos a flotar y boyar.

¿Por qué no participan más mujeres en el nudismo?

Playas vírgenes o urbanas, escuchando a veces el estrépito de los trenes. Estas son seis propuestas de arenales naturistas en Cataluña desde los que dar, a cuerpo gentil, la bienvenida a la primavera. Playa Llarga, delante de los restos de una laguna marítima, representa el compendio de una litoral del Garraf en estado de gracia por un kilómetro arenoso que se resiste a perder su pureza en una época en la que ya casi nada se mantiene virgen. En las pequeñas dunas, acotadas por cuerdas y estacas, nidifica el chorlitejo patinegro, razón de prohibirse la presencia de perros. Hasta el 1 de mayo no se cobra por estacionar en la calle de la Nansa. El arenal de la Mar Bella, en Barcelona. Así podría calificarse este landa del paseo marítimo de la localidad de Barcelonaque este año cumple 25 años de disfrute nudista.

Comment

Leave a Reply