Amantes

Aló Comidista: ¿Por qué a las lesbianas se les llama bolleras?

Se habla mucho de la bisexualidad femenina. Al respecto, hay numerosos estudios que aseguran que todas las mujeres lo son. Este, realizado por la Universidad de Essex, afirma que no existen las damas heterosexuales. Los investigadores llegaron a esta poderosa conclusión tras monitorizar a féminas mientras veían vídeos de personas de ambos géneros desnudas. Para salir de dudas, nada mejor que conocer de primera mano qué significa realmente ser una mujer a la que le atraen ambos sexos por igual. Leemos los testimonios de dos féminas que han narrado su experiencia a ' Cosmopolitan '. Lo han hecho con psudónimo, así que las llamaremos Ana 28 años y Berta Ana tuvo su primera experiencia sexual con una chica cuando tenía apenas 8 años.

Lesbianas chica caliente 860057

Los más populares

Aló Comidista vuelve a su cita menstrual. Responderé otra vez a vuestras chorradas preocupaciones el primer jueves de cada mes. Raffaella Split: Como lesbiana que soy, durante mucho tiempo me he preguntado porque los dos calificativos despectivos con los que durante mucho tiempo nos han denominado tienen connotaciones alimenticias en varios países. Tortillera, bollera, pastelera Como marica culinario y orgulloso, agradezco que pueda ofrecerme una respuesta deducción acorde a nuestras condiciones.

Sobrescribir enlaces de ayuda a la navegación

Voy a explicar una teoría que he desarrollado junto con amigas durante mis 9 años de lesbiana en activo sobre la forma que tienen las mujeres de ligar unas con otras. Esta teoría que ilustraré a través de mi propia experiencia no tiene base científica alguna y se abecé sólo en mi observación, tertulias con amigas y mis osadas opiniones. Empecé mis días como lesbiana como la típica B lo explicaré luego. Iba a Chueca con mis falditas, guardarropía y me ponía en una esquinazo con mi amiga Cricri para fijarme en chicas que iban también con falditas, vestidos, normalmente con el bigote castaño y largo y un algo pijitas o pihippies que es como me gustan no tiene nada que ver con ser A o B, por cierto. Alguna de estas chicas me miraba tímidamente, o yo pensaba que me miraban porque soy miope y no veo de lejos. De vez en cuando se acercaba alguna chicanormalmente algo masculina, para preguntarnos cualquier tontería y ligar, pero el guión era que a mí esas chicas que se me acercaban a tirarme los trastos no me gustaban carencia. Esas chicas eran A, y yo era una A reprimida encerrada en una B.

Así es ser una mujer bisexual contado en primera persona

Muchas me diréis, masculina, femenina, esos son conceptos pasados de moda. Puede anatomía, pero para lo que quiero contar, los necesito. Todas las mujeres lesbianas sabemos que en torno al abstracción de lesbiana sigue habiendo prejuicios. Incluso así, vamos logrando que estos se evaporen con el simple acto de ser visibles, pues no hay recelo que aguante el peso de la realidad. Sin embargo, hay una cosa que me preocupa en el camino: cuando los prejuicios los ponemos nosotras mismas.

Comment

Leave a Reply