Conexión

Cervezaporno

La preocupación del real cónyuge respondía a la creencia arraigada entonces de que demasiados baños debilitaban el cuerpo. La leyenda atribuye al leonés Alfonso VI la destrucción de todos los baños de su reino en el siglo XI tras varias derrotas contra los musulmanes, porque sus soldados se habrían debilitado a causa de tomar las aguas, mito que incluso se recoge en la Estoria de España, el que se considera primer libro de historia de España no traducido del latín, compilado por iniciativa de Alfonso X el Sabio en el siglo XIII. Sin embargo, el propio Alfonso X respetó los establecimientos de aguas tomados en la conquista musulmana, por sus propiedades medicinales; en general, en la península ibérica y tras la conquista cristiana se mantuvieron los baños, habituales entre musulmanes y judíos. Posiblemente esta reticencia a los baños en plena peste esté en la base de la nuestra visión sobre la higiene en la Edad Media, que se remonta a la Ilustración. Los médicos recomendaban el baño, lavarse el pelo al menos cada tres semanas y la depilación y el afeitado Pero la realidad era que no sólo se recomendaba la limpieza corporal, sino también del pelo, al menos cada tres semanas, con agua y hierbas medicinales; también se peinaba cada día, a veces con polvos hechos de pétalos de rosa, e incluso se recomendaba la depilación del vello y el afeitado.

Mu latina 410840

Teorías equivocadas

Doble en geografía histórica, ha dedicado una parte de sus investigaciones a la historia de las ideas ambientales. Sobre este tema ha publicado diversos efectos, y el libro La tierra esquilmada. En la actualidad trabaja sobre biografía de la cartografía y sobre la geografía histórica de los recursos naturales. Lucena ed. Históricamente, esta presunción ha podido referirse tanto al hombre como ser biológico, como a la género social de la humanidad. Desde la cultura griega el problema de la relación del hombre con el ambiente físico-natural, y del posible influjo del ambiente en la sociedad humana, venía siendo objeto de muy diversas especulaciones. Sin embargo, durante siglos estas doctrinas arrastraron una existencia discreta, fructificando únicamente intermitentemente en obras de vasta cultura como la Apologética Historia Sumaria del padre Las Casas Capel, , o la gran síntesis renacentista de Jean Bodin, Methodus ad facilem historiarum cognitionem En absoluto.

Comment

Leave a Reply