Conexión

Chica spankee

Aclaremos esta idea, por favor. Basta de pensar que queremos sentirnos vulnerables, esto nos excita porque nos sentimos deseadas y poderosas, esto nos da goce porque somos nosotras las que cedemos el control, las que decidimos ceder el control. Y digo que son arte porque lo son. En el shibari por ejemplo, se trata de consensuar y confiar en la pareja, dejar que tome el control sobre tu cuerpo, no decidir, no pensar, solo sentir, mientras van haciendo giros y nudos sobre tu cuerpo. Tras la revolución que supuso este hecho son muchas las mujeres que les han propuesto a sus parejas que les aten a la cama con pañuelos de seda, con esposas o con corbatas; y muchas las que antes no les pedían a sus compañeros que les azotaran por vergüenza, y que a raíz de este boom se han atrevido a pedir y a explorar sus límites.

Mujer busca pareja me 746926

BUSCO MAESTRA QUE ME DÉ UNOS AZOTES

No es necesario ser sadomasoquista las venticuatro horas para disfrutar con un ósculo sexual que hace un poco de daño. A muchas les sucede como a Milagros, artista, que nos cuenta lo que siente al ser atada: da mucha sensación de control sobre el propio cuerpo, aunque sea la otra persona la que me tenga controlada. No quiero respeto ni amor, quiero lo mío Vamos a experimentar penetrar en tu mente como un ariete y poner todos tus prejuicios a cuatro patas. Juanjo, que trabaja en el sector de la impresión y tiene 35 años, no tiene problema en admitir que él es muy de gruñir, dominar y de roles, lo que me ha llevado a encontrarme en tres ocasiones con mujeres que no juegan, sino que tienen plenamente unidos los circuitos de placer y dolor y piden que se vaya a puntos a los que no quiero ir. Yo digo lo que me gusta y busco lo que les gusta a ellas, muy poco a poco. Que hagas algo solo para ti. Eso, creo, representa la sensación de que el macho las desea tanto que no puede resistir el deseo. Es un momento bonito, de confianza suma.

Comment

Leave a Reply