Conexión

INVESTIGACIÓN SOBRE PROSTITUCIÓN Y TRATA DE MUJERES

La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual Arts. Acabo de llegar de trabajar y… de un paseíllo de tres horas por el centro comercial, que me ha hecho retrasarme un poco. Esto tiene una explicación científica: no es un capricho tonto. Me lo contó un amigo biólogo. Total, que debo de estar ovulando, porque hoy he subido en el ascensor con el camionero y me ha parecido hasta mono. Esta noche no me apetece pasar desapercibida. Quiero que, al llegar a casa de Tere y Adan, todos me digan —y si no, que al menos lo piensen— que estoy muy guapa y que se notan, pero que un montón, mis clases de Pilates y spinning.

Niña entregada con ganas 843111

Stories inside

El alocado mundo de Rebeca. Con los hombres no es mucho mejor; como asegura su mejor amiga Nadia, tiene el radar activo para encontrarse con tíos raros, niñatos, hombres casados… las veinticuatro horas del día. Conocer a Carlos, un nuevo compañero de trabajo, no es una excepción. Y, para colmo, tiene encontronazos con él todos los días, pues su jefe se empeña en juntarles continuamente; lo que ha puesto a Rebeca al borde de un ataque de nervios. Empezó a hacerlo como terapia y algo a poco ha ideado personajes e historias que le gustaría encontrar en los libros que lee compulsivamente. Adonde aparentemente no hay peligro yo puedo sufrir un percance, vamos que atraigo la desgracia. Me suceden contratiempos cada dos por tres.

Please sign in

Sus hijas se adoraban, pero en ocasiones se llevaban peor que el can y el gato. Tu hermana ha acabado la carrera de Administración y quiere celebrarlo. Al oír a su hermana, Sofía comenzó a gimotear. Como era la pequeña de la apartamento, Sofía estaba acostumbrada a salirse con la suya la mayoría de las veces. De nuevo, Sofía soltó un grito lastimero. Sofía podía ser irresistible. Estaba intentando calmarla cuando sonó el timbre de la puerta. Era Gres, su vecina, una mujer sordomuda de nacimiento que, haciéndole unas señas con las manos, le comunicó que necesitaba unas zanahorias. Marga soltó una carcajada.

Comment

Leave a Reply